news

Combatiendo la adicción al AZUCAR

Cauac .

Sabemos que consumir grandes cantidades de azúcar no es bueno para nosotros; pero ¿cómo combatimos esas dulces adicciones?

La mayoría de nosotros somos conscientes de los peligros para la salud derivados del consumo exagerado de azúcares. Esto no sólo incluye las fuentes obvias no saludables de azúcar, tales como caramelos y productos de panadería, sino también las fuentes menos obvias como alimentos ricos en carbohidratos procesados, e incluso demasiados azúcares naturales presentes en las frutas y en productos a base de frutas.

Muchos no nos damos cuenta de la cantidad de azúcar que estamos  realmente ingiriendo en un día. Sorprendentemente, mientras que la recomendación del consumo diario de azúcar es de cinco cucharaditas (35g/al día) distribuidas a lo largo del día,  el consumo de azúcar promedio diario del adulto es de veintidós cucharaditas (150g/al día) y aproximadamente treinta y cuatro cucharaditas (240g/al día) para los niños!

Llegar a estas cifras de consumo EXCESIVO  de azúcar es muy fácil :solo una lata de refresco contiene diez cucharaditas de azúcar, que es el doble de la cantidad recomendada de consumo de azúcar durante un día entero!

 El azúcar “oculta” y otras fuentes de azúcar son tan comunes en nuestra alimentación actual, minimizar y disminuir el consumo de azúcar puede ser difícil, por que esta en TODO y lo peor muchas veces oculta, disfrazada con nombres que ni entendemos; el azúcar es una de las sustancias más adictivas que hay y culpable de muchas de las enfermedades degenerativas.

 A continuación algunas pautas sencillas, básicas y consejos para ayudar a romper la adicción al azúcar y mejorar el bienestar general del cuerpo!

Ante todo, hay que tomar la decisión FIRME de disminuir el consumo de azúcar de todas las formas, y en particular evitar cualquier fuente de agregados no naturales de azúcar.                                                             Este es un paso importante , porque es la toma de conciencia de evitar todo el azúcar que nos bombardea. Una vez tomada la decisión, hace que sea más fácil seguir los otros pasos y directrices.

Evitemos  fuentes líquidas de azúcar

Gaseosas, jugos de frutas procesados, tés procesados, y otras fuentes de azúcar liquida ya que contienen grandes concentraciones de algún tipo de azúcar NO natural: edulcorantes artificiales, alta fructosa, jarabe de maíz; etc.

 Añadir proteínas en cada comida o merienda

 Añadir proteína a la alimentación diaria  (especialmente si la comida es rica en azúcares) ayuda a equilibrar la carga de azúcar para mantenerse lleno durante más tiempo y para no tener el aumento drástico de insulina.

 Añadir grasas saludables para cada comida o merienda

 Incluir grasas saludables (especialmente si la comida es alta en azúcar) también ayuda a no sólo equilibrar los niveles de azúcar en la sangre ; sino también ayuda a retardar el proceso digestivo para ayudarle a sentirse lleno durante más tiempo y más satisfecho de la comida.

 Ingerir azúcares de fuentes NATURALES

Fruta fresca, cruda y verduras sin almidón color oscuro, verduras de hoja verde, espárragos y brócoli. Granos enteros remojadas o germinados orgánicos son geniales, también.

 Beber mucha agua

A menudo, tenemos antojos ó hambre, porque en realidad estamos deshidratados. Mantenerse hidratado adecuadamente puede ayudar a evitar el hambre y los antojos.

 Incluyamos todos los nutrientes

Aseguremonos de tener una alimentación que contenga una variedad de alimentos que nos aporten grandes cantidades de vitaminas, minerales, grasas saludables, proteínas saludables, fibra y enzimas de alimentos enteros, frescos reales. A menudo, los antojos de dulces y alimentos dulces son una señal de que nuestro cuerpo presenta   una deficiencia en algún nutrientes esencial, como el magnesio y el ansia es un grito para nosotros para conseguir un mayor equilibrio nutricional.

 Manejemos el estrés

Cuando estamos estresados, muchos tendemos a estar más ansiosos, con más "hambre" y somos nutricionalmente más deficientes. Durante momentos de estrés, el cuerpo libera más cortisol, que es una hormona que aumenta el hambre y los antojos.

 Dormir BIEN

 Cuando estamos fatigados, esto puede conducir a un mayor sensación de hambre, más antojos y menos sensación de satisfacción después de comer, y también puede llevarnos a elegir “alimentos & bebidas ” más azucarados para ayudarnos a recuperar la energía perdida por la falta de sueño.

 Estos sencillos consejos son un buen comienzo para comenzar el CAMBIO y empezar a disminuir la cantidad de azúcar en la alimentación diaria y nos ayudará a liberarnos de cualquier adicción al azúcar.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados