Algas: El Suplemento de la VidA

En la sociedad actual, es normal consumir alimentos procesados, con alto contenido de azúcares artificiales y grasas trans: alimentos que agotan nuestro cuerpo de los nutrientes que más se necesitan para sobrevivir.

Muchos alimentos que compramos en las tiendas convencionales  no tienen la misma frecuencia nutricional, similar a los alimentos que nuestros antepasados ​​una vez cultivaron.


Hoy, las frutas y verduras vienen rociadas con pesticidas y herbicidas que tienen nombres que no podemos pronunciar, las prácticas agrícolas convencionales han agotado nuestros suelos, la mala calidad del suelo y el uso de productos químicos y sintéticos pueden dejar nuestros cuerpos vulnerables y lo que es más importante, pueden dañar nuestra salud.
Se introdujeron suplementos en el mercado para compensar lo que faltaba en nuestra dieta como resultado de las prácticas agrícolas modernas y los estilos de vida cada vez más apresurados.

Existe una tendencia creciente en el consumo de suplementos a medida que los consumidores se vuelven más conscientes y conscientes de la salud. Los suplementos dietéticos no están destinados a ser un sustituto de los alimentos y no pueden reemplazar todos los nutrientes y beneficios de los alimentos integrales; sin embargo, los suplementos pueden ser parte de tú plan de bienestar general.


Con tantos suplementos en el mercado, uno puede sentirse muy abrumado. Cuando observamos la administración de suplementos, hay suplementos químicos (suplementos hechos sintéticamente) y suplementos bioactivos de alimentos integrales, utilizar alimentos integrales, suplementos bioactivos vivos es la clave para mejorar la salud en general.

Un poderoso suplemento bioactivo viviente del que vamos a hablar hoy es de las algas . Hay dos formas de algas de agua dulce que nuestros cuerpos pueden digerir fácilmente: una es de color azul verdoso y la otra es verde. 
Prehistóricamente hablando, las algas verdeazuladas también fueron una de las primeras formas de vida en liberar oxígeno en la atmósfera de la Tierra.

Uno de los impactos más significativos que las algas verdeazuladas y las algas verdes tienen sobre el cuerpo humano es el efecto que tiene en la estructura de nuestro ADN.
El ADN es la base que obtenemos de nuestro patrimonio. Heredamos ciertos rasgos de nuestros antepasados ​​que determinan las fortalezas, debilidades, hábitos y ciertas enfermedades de nuestro cuerpo. No tenemos que desarrollar las enfermedades en sí mismas, pero desafortunadamente, la capacidad de nuestro cuerpo para reparar su ADN disminuye con la edad.
Nuestro estilo de vida de comida rápida, letargo y estrés de generación en generación está teniendo un efecto opuesto en nuestro ADN. En lugar de construir y fortalecer nuestro ADN, hacemos lo opuesto al agregarle estrés físico, nutricional y emocional. Por lo tanto, el uso de algas verdeazuladas o algas verdes es un complemento IMPRESCINDIBLE durante toda la vida para aumentar la fuerza de nuestro ADN.
Se sabe que estas algas aumentan la energía, mejoran la claridad mental, mejoran la resistencia y mejoran el rendimiento atlético. Nos ayudan a mantenernos jóvenes, saludables y vitales; además pueden mejorar el sistema inmune. Un sistema inmune fuerte puede evitar que microbios, virus y células cancerosas ingresen a nuestro cuerpo.


Pueden desintoxicar y sanar el cuerpo, mejorar la digestión y la eliminación, mejora el crecimiento y la reparación de tejidos, protege contra los problemas de salud degenerativos y crónicos y por último, ralentiza el proceso de envejecimiento.  

Agregar este complemento alimenticio para toda la vida puede brindarle la ventaja adicional que está buscando para mejorar su salud.