Drama Dietético: VUELVE A TÚ PLAN

La comida, tan maravillosa, ¡tan preocupante!..

Algo que amamos!

Algo de lo que nos lamentamos!

Qué comer, cuándo, cuánto, con qué frecuencia? olvida el drama dietético y sigue tú plan.

Alimentarnos puede mejorar nuestro bienestar o dificultarlo, puede aumentar nuestra salud ó hacer que sea un infierno.
Lo que comemos importa y mucho y lo sabemos muy bien a pesar de que a veces nos gusta fingir que está bien desviarse y deslizarse a comer como un loco. Considera esto: tú cuerpo alberga tú mente, espíritu y alma y ​​necesita un alimento apropiado. Muchos sabemos cómo comer bien y hacer exactamente eso. Otros están confundidos. Otros andan estresados ​​por comer y tienen relaciones terribles con la comida.
¿Cuál es tú relación con la comida?

¿Comprendes por completo su impacto sobre tu salud?...

Hay décadas y décadas de evidencia científica que valida el impacto de la "dieta" y la enfermedad. Cómo eliges digerir esta información es totalmente tú decisión. Es tan personal como tú enfoque "dietético".
No te vamos a forzar a alimentarte, no es nuestro estilo.

Tenemos la intención de informar, inspirar, capacitar y habilitar hábitos alimenticios más saludables para ti para todos.

La gran mayoría sabe que necesitan comer mejor y aún elegir mal. Claro, algunos de nosotros lo hacemos bastante bien, incluso muy bien con los hábitos. Lo que quieremos decir es que conocemos estos hábitos como nuestros. Nuestras elecciones dietéticas son una de las pocas áreas de nuestra vida sobre las que tenemos un buen control y no damos la bienvenida a nadie que se meta con esto.
La forma en que elegimos comer es profundamente personal y somos muy protectores y apegados a nuestras creencias sobre nuestros hábitos alimenticios. Y ahí radica una clave crucial: nuestras creencias sobre una alimentación saludable.
La "dieta" estándar gira en torno a productos de origen animal, alimentos refinados y procesados, azúcar y estimulantes como el café y la cafeína, comidas rápidas, consumo excesivo de alcohol y todo lo demás.

La relación que tenemos con la comida es poderosa y cualquier angustia sobre qué y cómo comemos se suma a esa sustancia muy tóxica que ya consumimos demasiado: el estrés; el estrés crónico está relacionado con la inflamación crónica. La investigación muestra cómo el estrés puede ser el corazón de todas nuestras enfermedades más mortales. La ironía de esto es que el estrés puede perjudicar aún más nuestros hábitos alimenticios; sin embargo, una dieta rica en nutrientes aumenta nuestra capacidad para lidiar con el estrés.
Si no te sientes óptimo, lleno de energía y vitalidad, con un sistema inmune fuerte y protegido, estable, disfrutando de un sueño rejuvenecedor y despertando con energía, necesitas una "dieta" y un estilo de vida renovados. 
Si quieres comer mejor...

Necesita determinar qué es comer bien y cómo te adherirás a este nuevo estándar incluso en medio del caos absoluto y las circunstancias atenuantes.
Antes de decir, realmente estoy listo, aclaremos cuál es el compromiso; sin ninguna aclaración, es probable que te desvíes del rumbo, ya que todos sabemos que la vida rara vez se desarrolla exactamente como la planeamos.

Actualmente, tienes normas sobre lo que comerás y lo que no y probablemente estés convencido de que no has tenido tiempo de comer mejor. Hasta que establezca este enfoque dietético imprescindible para TI, es probable que todas las grandes intenciones caigan en desorden cuando la vida te desafía y admitámoslo, sabemos que sí lo hará.

0 justificaciones.

0 excusas

Comida Consciente.