Estilo de Vida & Inmunidad

Tú estilo de vida afecta tu inmunidad, así que es hora de reemplazar esos malos hábitos con los buenos que aumentarán tu sistema inmunológico para lograr el máximo rendimiento.
Tú estilo de vida tiene un gran impacto en qué tan bien tú sistema inmunológico te proteja de gérmenes, virus y enfermedades crónicas. Reemplazar los malos hábitos con otros nuevos y saludables puede ayudar a mantener el sistema inmunológico a toda máquina.

Aquí hay algunos buenos hábitos de vida que muchos de nosotros pasamos por alto. Definitivamente puedo relacionarme con algunos de estos. . . ¿Pueden?

No quedarse dormido

Es posible que hayan notado que es más probable que contraer un resfriado u otra infección cuando no están durmiendo lo suficiente. No dormir lo suficiente también puede conducir a niveles más altos de hormonas del estrés como el cortisol. Aunque los investigadores no están exactamente seguros de cómo el sueño estimula el sistema inmunitario, está claro que dormir lo suficiente, entre siete y nueve horas, es la clave para una buena salud durante toda la vida.

Hacer ejercicio todos los días es esencial
Intente hacer ejercicios de manera regular y moderada, incluso una caminata diaria de 30 minutos ayuda al sistema inmune a combatir infecciones. El ejercicio también puede aumentar la sensación de bienestar de los químicos del cuerpo, reducir las hormonas del estrés y ayudarlo a dormir mejor, todo lo que le encanta a tú sistema inmunológico.

Reduzca el estrés ó enfrente el desastre
Todos experimentan estrés en la vida. La clave es cómo responder a el. Si el estrés continúa durante largos períodos sin disminución, te hace mucho más vulnerable a las enfermedades, desde simples resfriados hasta enfermedades graves. El estrés crónico expone a su cuerpo a un flujo constante de hormonas del estrés que suprimen el sistema inmunológico y agotan al cuerpo de vitaminas y minerales esenciales. Recomiendo la meditación, al menos 15 minutos al día para comenzar. Apague su teléfono celular, elimine todas las distracciones, busque un lugar tranquilo en la casa y simplemente permanezca en una posición cómoda.

Mantener relaciones personales fuertes
Conectarse con otras personas es una forma maravillosa de reducir el estrés y eliminar sentimientos de aislamiento. Las relaciones sólidas y una red social de apoyo son buenas para usted (y no solo me refiero a Facebook). Aunque hay muchas otras cosas que afectan su salud, hacer buenas conexiones con las personas siempre es una buena idea.

Aligerar y REÍR más
Reír es realmente bueno para ti. Reduce los niveles de hormonas del estrés en su cuerpo y aumenta los glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones. 


Hay muchas maneras de estimular el sistema inmunitario, desde comer los alimentos adecuados hasta reducir el estrés y mejorar la salud intestinal.

Cuando potencias la primera línea de defensa de tú cuerpo con la munición adecuada para evitar las cosas desagradables, tendrás muchas más posibilidades de alcanzar una edad avanzada con una gran energía y vigor. Por lo tanto, comience a comer limpio, recuerde reír mucho, liberarse del equipaje emocional negativo, rodearse de personas positivas, lograr que su salud intestinal se fortalezca y ¡pueden despedirse de todos esos días de enfermedad!