Minerales

Los minerales no son solo para las rocas y la tierra; también son para ti y tú cuerpo!

Déjame ahorrarte algo de dinero y posiblemente algunos problemas de salud. Para empezar, ¿alguna vez has estado parado en la sección de comida saludable de una tienda mirando, casi como en un trance, las botellas de suplementos de vitaminas y minerales?,el empaque elegante y los enunciados tentadores son confusos. ¿Cuál es el mejor? Son todos iguales? ¿Realmente importa?... Bueno, déjame asegurarte, que importa y mucho.

¿Qué es tan importante sobre los minerales?

¿Qué es lo que realmente hacen por nosotros?
SIMPLE los minerales son elementos esenciales para la vida y la salud óptima. Hay aproximadamente seis docenas de minerales que son necesarios para todo, desde huesos, cabello, uñas hasta la formación de enzimas, hormonas, el control de reacciones químicas, neurológicas y la regulación de prácticamente todas las funciones fisiológicas del cuerpo.

Una deficiencia mineral puede crear una multitud de problemas, enfermedades y en el extremo, incluso la muerte.

¿Son todos los minerales iguales?
¿Son los minerales orgánicos e inorgánicos igualmente utilizables por el cuerpo?

De nuevo, para simplificar; los minerales inorgánicos se derivan de rocas que generalmente se encuentran disueltas en agua ó depositadas en suelos; mientras que los minerales orgánicos se encuentran en las plantas y los animales que las han consumido. La preponderancia de la evidencia demuestra que algo tiene que tener vida para dar vida, para ser utilizables por el cuerpo, los minerales deben atravesar la cadena biológica donde están repletos de carbono, oligoelementos y enzimas por las plantas y los pastos.

Estoy convencida de que los minerales inorgánicos son, al menos, de poco valor nutricional y potencialmente dañinos. A modo de ejemplo, se puede tomar un clavo que está hecho de hierro puro y se muele en el polvo más fino imaginable, se dispone en una cápsula, se consume  y no obtendrá ningún aporte de hierro utilizable. Por el contrario, si tomas ese mismo clavo y lo arrojas al suelo donde se descompone en el suelo, y luego comes una planta que crece en ese lugar, obtienes el hierro utilizable.
Este mismo proceso es cierto para todos los demás minerales. La dolomita y el carbonato de calcio son principalmente calcio, pero son rocas inorgánicas con impurezas como el plomo. ¿Alguna vez ha tenido sus rociadores de césped rociando su automóvil en un día caluroso? Cuando se seca, puede ver los depósitos de la roca de calcio disuelto que es muy difícil de eliminar. Hacen lo mismo en su cuerpo, a menudo depositándose en riñones y articulaciones.  Una vez más, al igual que otros minerales, el calcio debe pasar por la cadena orgánica para ser utilizable. Obtén tu calcio de plantas de hojas verdes, semillas y nueces. Por cierto, la leche de almendras y de coco tiene aproximadamente un 50% más de calcio utilizable que la leche de vaca sin ninguna de las hormonas, antibióticos o intolerancia a la lactosa.
Por supuesto, una preocupación creciente en la actualidad es la degradación del suelo, donde hay un agotamiento de los muchos nutrientes normales debido a la lixiviación, el uso excesivo, la erosión y los fertilizantes químicos artificiales. El efecto del agotamiento del suelo sobre la nutrición de origen vegetal es alarmante. Al menos intente comprar productos cultivados orgánicamente y complementos alimentarios como  Ormus Supergreens, Liquid Light y Immune Shield, que te brindan una nutrición saludable de forma natural.