Verano: Vitaminas & Minerales

 ¿Sabían que nuestras necesidades nutricionales cambian durante el verano?

El calor, la humedad y los rayos del sol pueden robarnos nutrientes vitales y hacernos experimentar cuadros de deshidratación, sensibilidad a la piel y deficiencias de vitaminas y minerales.

Llevar una dieta balanceada y nutritiva, rica en frutas y verduras (y suplementos de ser necesario) ayuda a protegernos  de los efectos nocivos del sol sobre la piel, desde arrugas hasta cáncer de piel y otras enfermedades.

Los antioxidantes ayudan naturalmente al cuerpo a prevenir y reparar el daño diario a las células.

Comencemos con una mirada a cómo la suplementación con ciertas vitaminas podrían ayudarnos a mantenernos frescos este verano.

A medida que los días se tornan más calurosos, nuestro cuerpo reacciona a los cambios de temperatura, estamos en el sol, sudamos , perdemos vitaminas y minerales esenciales.

Las vitaminas que debemos procurar aportar a nuestro cuerpo en está temporada de verano son A, C y E para ayudar a compensar las pérdidas y estabilizar al cuerpo.

Aquí el por qué!

Vitamina C & E

Desde la década de 1930, la investigación ha demostrado que la suplementación con vitamina C (ácido ascórbico) ayuda al cuerpo a responder fisiológicamente al estrés por calor. Reduce la probabilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con el calor como erupción por calor y agotamiento por calor. Los suplementos diarios de vitamina C también acortan el tiempo que le lleva a su cuerpo adaptarse a un nuevo ambiente más caliente, conocido como aclimatación al calor. ¿Cómo? Posiblemente reduciendo la velocidad con que se agotan las glándulas sudoríparas.

Además, los efectos antioxidantes de la vitamina C pueden ayudar al cuerpo a protegerse del daño celular al fomentar la producción de colágeno y el crecimiento de tejido nuevo; también ayuda a que su tejido haga reparaciones. Estos beneficios antioxidantes pueden ayudar a proteger su piel del daño solar, incluido el fotoenvejecimiento. La vitamina C a veces se usa por vía tópica para reducir los efectos nocivos de los rayos ultravioleta del sol sobre la piel, cuando se combina C con otra vitamina, la vitamina E, previene las quemaduras solares.

La vitamina E tiene beneficios antioxidantes que ayudan a proteger la piel del daño de los rayos UV cuando la usas por vía tópica antes de aplicar protector solar, tanto antes de la exposición al sol como después de haber estado expuesto.

 Vitaminas D & A

Sabemos que la vitamina D es buena para nuestra piel, aumenta el grosor de la piel y la piel más gruesa significa menos arrugas. La investigación también ha encontrado un vínculo entre nuestra cantidad de exposición al sol y qué tan bien funciona nuestro sistema inmunológico, incluidas las defensas inmunes de nuestra piel. Muy poca exposición al sol, corre el riesgo de desarrollar una deficiencia de vitamina D. Demasiada exposición al sol corre el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Sin embargo, lo que sorprendió a los investigadores en los últimos años es que la vitamina D3 puede desempeñar un papel en la prevención del crecimiento y la división incontrolable de las células, lo que podría protegernos de ciertos tipos de cáncer como el cáncer de piel. De hecho, un estudio reciente descubrió que cuando las mujeres tomaban suplementos diarios de vitamina D tenían un riesgo 57 por ciento menor de desarrollar melanomas, una forma mortal de cáncer de piel.

La vitamina A - retinol - también puede ayudar a protegernos de los melanomas. Los investigadores que estudian la vitamina A y su papel en la prevención del cáncer de piel descubrieron que las personas que tomaron suplementos diarios de vitamina A (en lugar de depender de la ingesta de alimentos) tenían un 60% menos de probabilidades de desarrollar melanoma que aquellos que no tomaron retinol suplementario.

La vitamina A ayuda al cuerpo a reparar la piel dañada por el sol y puede ser una de las mejores opciones para combatir las líneas finas y la hiperpigmentación del fotoenvejecimiento. De hecho, si usa productos tópicos antienvejecimiento que contienen retinol, es probable que ya conozca los beneficios de la vitamina A en su piel. La vitamina A se presenta en algunas formas y es el compuesto de retinol que ayuda al cuerpo a realizar las reparaciones necesarias, incluida la reparación del daño celular relacionado con el sol y la restauración del colágeno y la elastina.